Síguenos en:
01 (222) 225 1096 / (044) 222 191 9013

La tos, un mecanismo de defensa para el pulmón

Los resfriados comunes, las bronquitis agudas y las gripes son más recuentes en los meses de otoño e invierno, de manera que durante estos meses también aumentan los episodios de tos.

En consecuencia, el motivo de consulta más frecuente a los neumólogos durante esta época es la tos.

La tos desaparece sola

Los episodios de tos son muy molestos y duran una eternidad. Sin embargo, en las tres enfermedades mencionadas, si no se complican, la tos acaba desapareciendo por su propia cuenta, sin influir el tratamiento que le haya aconsejado el médico o los remedios caseros que haya utilizado el paciente (cebolla cortada en la habitación, miel con limón, plantas medicinales, etcétera).

La ineficacia de los medicamentos para la tos

Actualmente, la mayoría de los pediatras recomiendan broncodilatadores corticoides inhalados a los niños que tienen tos causada por una bronquitis aguda. Sin embargo, estos medicamentos no son eficaces para calmar la tos y, de hecho, tienen numerosos efectos secundarios.

En algunos casos, los médicos también recomiendan jarabes, que, aunque tienen menos efectos adversos, son medicamentos inocentes: no hacen bien ni mal.

La tos, un mecanismo defensivo del pulmón

Los pacientes siempre se preocupan por la tos, ya que es muy molesta y dura un periodo de tiempo prolongado. Sin embargo, se trata de un mecanismo defensivo del pulmón en la bronquitis aguda y en la gripe.

Al principio, el paciente tose, porque los bronquios están inflamados. Después, tose para eliminar las flemas o secreciones bronquiales que se producen en las glándulas localizadas en la submucosa de los bronquios cuando se inflaman. Por este motivo, no es recomendable eliminar la tos con medicamentos.

Por otro lado, es fundamental saber que, para eliminar la tos, hay que curar la enfermedad. En este sentido, la bronquitis aguda y la gripe, que son dos enfermedades causadas por virus, solamente se curan con el paso de los días.

En cualquier caso, la tos no se puede curar con medicamentos. Aunque sea muy molesta, es importante no preocuparse mucho. Debe preocuparnos más la disnea o dificultad respiratoria.

Fuente

topdoctors.es